Cuando vas a hacer algún tipo de actividad física que requiera un gasto calórico importante, como por ejemplo trekking, surf, snowboard, ski, running u otros, es importante contar siempre con un kit básico para mantener los niveles de energía e hidratación necesarios. Además de asegurarte de llevar contigo todo el equipo necesario, agrega siempre lo esencial. Lo que no te puede faltar es: agua y algún alimento alto en carbohidratos (una barrita de cereal, frutos secos o una fruta). Una vez finalizada la actividad, para mantener los niveles de hidratación, te recomendamos una bebida isotónica. Carbohidratos: Los carbohidratos nos aportan la energía necesaria para realizar cualquier actividad física. Existen dos tipos de carbohidratos, los simples y los complejos.

Los carbohidratos simples nos aportan energía inmediata como lo son la fruta y alimentos con y sin azucares añadidos. Estos alimentos generan un pick de glucosa en la sangre, lo que nos ayuda a mantener el nivel de energía.

Los hidratos de carbono complejos son de absorción más lenta, lo que nos ayuda a mantener una reserva de energía sobre todo cuando tenemos que realizar un ejercicio que nos exija más resistencia. Lípidos: las grasas son imprescindibles en nuestra dieta, en justa medida son muy beneficiosas y aportan una cantidad de vitaminas liposolubles muy importantes para el desarrollo de las funciones del cuerpo como son la A, D, E y K. Las grasas insaturadas también son un aporte importante ya que contienen ácidos grasos esenciales como son el omega 3 y el omega 6, estos se encuentran en algunos pescados como el salmón, el aceite de oliva y los frutos secos.

Los lípidos son la principal reserva energética del cuerpo, forma parte de las membranas celulares y ayudan con el transporte de vitaminas liposolubles en el cuerpo. Agua: La hidratación es algo primordial a la hora de realizar cualquier ejercicio, mantener una adecuada ingesta de agua evitara la deshidratación y el aumento de la temperatura corporal. Debemos comenzar a hidratarnos 1 o 2 horas antes de realizar cualquier actividad física. No debemos dejar pasar más de 15 0 20 minutos sin beber un trago de agua durante la actividad. Bebidas isotónicas: Las bebidas isotópicas son recomendadas para después de cualquier deporte de mediana o larga duración, ya que estas ayudan con la reposición de electrolitos (los que ayudan a mantener un buen nivel de hidratación).

Debes tomar en cuenta que una alimentación saludable y balanceada es primordial a la hora de realizar cualquier deporte. Y si este se practica en el exterior, recuerda siempre usar bloqueador para proteger tu piel y ten a mano los implementos para practicar estos deportes adecuadamente.

 

Texto: Conie de la Maza (Colaboradora Motivadas, Vida Sana).